You are using an outdated browser. Please upgrade your browser

La estrategia para la ampliación de la seguridad social

Puesto al día por Clara van Panhuys en 10.06.2015

El enfoque de la OIT para extender la cobertura efectiva de la seguridad social consta de las siguientes dimensiones:

  • La dimensión horizontal, que consiste en la rápida implementación de pisos nacionales de protección social, es decir, un paquete mínimo de transferencias, derechos y privilegios, a fin de proporcionar acceso a la atención médica esencial y a ingresos suficientes a todos aquellos que necesiten dicha protección.

El objetivo es construir niveles de protección superiores al del primer piso o planta baja, utilizando la metáfora de una escalera de seguridad social.

A medida que las economías crezcan y se cree espacio fiscal, los sistemas de protección social podrán y deberían subir la escalera, extendiendo el alcance, el nivel y la calidad de las prestaciones y los servicios prestados.



El PPS es parte del marco general de la seguridad social de un país. Se basa en los mecanismos de protección social ya establecidos en la mayoría de los países, no obstante, otros países pueden tener que empezar de cero. La OIT apoya a los países, en cualquier fase de desarrollo en que se encuentren sus sistemas de seguridad social, para que forjen una visión a largo plazo acorde con las aspiraciones plasmadas en las normas vigentes con respecto a niveles de seguridad social más altos. 

A fin de materializar el objetivo de la dimensión horizontaly reconociendo las limitaciones financieras de muchos países de ingresos medios y bajos, la OIT recomienda comenzar por instituir un conjunto básico y modesto de garantías de seguridad social.

Las cuatro garantías esenciales que promueve la OIT, tienen como objetivo tender a una situación en la cual:
  1. Todos los residentes puedan acceder al conjunto de servicios de atención de salud esenciales que defina cada país;

  2. Todos los niños gocen de un nivel de seguridad de ingresos, al menos al nivel del umbral de pobreza definido en sus países, mediante prestaciones familiares/ por hijo a cargo destinadas a facilitar el acceso a la alimentación, la educación y los cuidados;

  3. Los miembros de los grupos de población en edad de trabajar que puedan ganar ingresos suficientes en los mercados de trabajo se beneficien de un mínimo de seguridad de ingresos mediante regímenes de asistencia social o de transferencias sociales o mediante regímenes de garantía del empleo, y;

  4. Todos los residentes de edad avanzada o con discapacidades disfruten de un nivel de seguridad de ingresos al menos coincidente con el umbral de pobreza fijado en sus países, mediante pensiones de vejez e invalidez.

Aun cuando no todas las garantías de seguridad social puedan implementarse inmediatamente, habría que adoptar el paquete de las cuatro garantías como objetivo de política, aunque ello se haga gradualmente. De proceder así, los países no perderán de vista el objetivo global consistente en lograr una protección integral para todos sus residentes, y podrán evaluar y tener presente en cualquier momento el costo de oportunidad de una garantía en relación con las que se mantengan en suspenso, a la hora de adoptar decisiones en materia de prioridades. Formular un piso con un paquete de garantías llevaría, por tanto, a tomar decisiones racionales de políticas basadas en un análisis de los costos y beneficios.♦

 


Recursos clave

Seguridad social para la justicia social y una globalización equitativa
OIT, 2011


 

ILO's strategy to extend social security. An independent evaluation report
OIT, 2010