You are using an outdated browser. Please upgrade your browser

¿Por qué es necesario un Piso de Protección Social?

Puesto al día por Lou Tessier , Clara van Panhuys en 10.06.2015

Invertir en un piso de protección social es invertir en justicia social y en desarrollo económico. Los sistemas de protección social son una herramienta poderosa para combatir la pobreza y la desigualdad: no solo impiden que las personas y sus familias se empobrezcan o permanezcan en la pobreza, sino también contribuyen al crecimiento económico mediante el aumento de la productividad laboral y la mejora de la estabilidad social. La crisis económica y financiera mundial demostró que la protección social actúa como un estabilizador económico y social automático.

¿Qué es un piso de protección social?

Los pisos de protección social constituyen conjuntos de garantías básicas de seguridad social que garantizan como mínimo que, durante el ciclo de vida, todas las personas necesitadas tengan acceso a una atención de salud esencial y a una seguridad básica del ingreso que aseguren conjuntamente un acceso efectivo a los bienes y servicios definidos como necesarios a nivel nacional.

La seguridad social es un derecho humano, y una necesidad económica y social.

No obstante, cerca del 40% de la población mundial vive por debajo de la línea de pobreza mundial de US$2 al día, lo cual sugiere que no tiene acceso a un piso de protección social.

En vista de ello, la Junta de Jefes Ejecutivos del Sistema de las Naciones Unidas, con el apoyo del Comité de Alto Nivel sobre Programas, adoptó la iniciativa del Piso de Protección Social (PPS) como una de sus nueve iniciativas conjuntas para hacer frente a los efectos de la crisis económica.

El concepto de piso de protección social ha llegado a ser reconocido y aceptado por varias conferencias internacionales, regionales y nacionales en el transcurso de los años 2009 y 2010, entre ellos el G20 y las Cumbres sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio (véase respaldos internacionales) (sitio disponible únicamente en inglés).

La seguridad social representa una inversión en la “infraestructura humana” de un país, lo cual es tan importante como invertir en infraestructura física.

Por ejemplo: las prestaciones por hijos a cargo facilitan el acceso a la educación, lo cual, a su vez, ayuda a romper el ciclo intergeneracional de la pobreza; el acceso a los servicios de salud permite a las familias a mantenerse por encima de la línea de pobreza, al liberarles de la carga financiera de la asistencia médica; y, el apoyo a los ingresos evita la pobreza y crea la seguridad que las personas necesitan para correr riesgos e invertir en su propia capacidad productiva.♦

 


Recursos clave

The global financial crisis and its impact on the work of the UN system (documento disponible en inglés)
ONU JJE, 2009

 

Seguridad social para la justicia social y una globalización equitativa
OIT, 2011